Labios rosas
04 de diciembre de 2009
 

No tengo muchos datos al respecto, lo único que se me quedo grabado fueron sus labios rosas, en un trayecto que recorría de forma automática, subía al bus cada mañana y era una bendición descubrir que ese día te encontraría en el mismo lugar de siempre, al fondo y del lado izquierdo.

Nunca tuve el valor de hablarle, alguna vez, recuerdo, me descubriste mirándote y de la forma mas tonta que se puede hacer, no pude sostener la mirada, solo sonreí, yo supuse que tu lo hiciste también.

Así pasaron varios meses en aquellos días de exámenes y preocupaciones simples… Había días en los que no coincidíamos que mi día se convertía en un mal día desde ese momento… Labios rosas, ese nombre te puse desde entonces.

Ayer paso algo muy extraño, en un semáforo que normalmente no me castiga en rojo, la mujer del auto azul que esperaba a mi lado, tenia un aire a esos días y de pronto, las risas, los amigos, las huidas, los besos, los cigarros, las noches de golpe… Todo a mis recuerdos, no quiero pensar que hayas sido tu, no, aunque esta vez solo te tuve un par de minutos, suficiente tengo con no haberte hablado cuando éramos muy jóvenes… Labios rosas.

  Julio
 
 
 
Comentarios:
 

 
Deja tu comentario:

(requerido)

(requerido)


Síguenos en Twitter
Archivo de contenidos RSS
Únete al grupo en Facebook
 
Últimos contenidos publicados:
 
 
Complices:
 

Últimos twitts: