Manuel “El Yaqui”
05 de enero de 2010
 

Lo había escuchado años atrás, pero nunca me había detenido a preguntar con tanto detalle a mi Abuelo, su padre, había servido en la Revolución Mexicana, tenía por encargo “volar” y descarrilar trenes del gobierno opresor, que cruzaban las tierras que no eran de los mexicanos.

Le apodaban “El Yaqui”, y la imagen que mi abuelo describe es fascinante, empieza diciendo que era un hombre duro, pero justo, que no tenía miedo y que después de haber sido caza-recompensas no tenía un solo centímetro de su cuerpo que no tuviera una cicatriz o que hubiera recibido un golpe, que tenía fama de ser atento con las mujeres pero implacable al momento de defender sus ideales de revolución.

Quince fueron los trenes que descarrilo, de dónde sacaba bolsas llenas de monedas de oro, que servían para comprar provisiones y armas para el ejercito revolucionario, el mismo que nos dio patria, la misma que ahora nos falta.

A mi bisabuela la conoció en campaña y de no haber sido por aquella estela de escombros que “El Yaqui” cubrió con su cuerpo para proteger a la frágil mujer, no hubiera nacido mi abuelo, ni mi madre, ni yo…

Como disfruto hablar con el viejo, con esas historias llenas de todo, con su memoria fascinante detenida en detalles, sé que es bueno que yo tenga un pasado revolucionario, creo que de ahí vienen las ganas de vivir que me inculcaron desde siempre… aunque ahora no dispare un fusil, ni ande a caballo como “El Yaqui”, aunque ahora solo escriba... y me vaya la vida en no dejar hojas en blanco.

  Julio
 
 
 
Comentarios:
 
 
Deja tu comentario:

(requerido)

(requerido)


Síguenos en Twitter
Archivo de contenidos RSS
Únete al grupo en Facebook
 
Últimos contenidos publicados:
 
 
Complices:
 

Últimos twitts: