Amor a la carretera
03 de mayo de 2009
 

Qué bueno que no he olvidado lo diferente que se ve el mundo desde la ventana de un autobús, es verdad el mundo se ve distinto, todo es más lento, con más color y sobretodo mas real.

La última vez que me he perdido mirando al horizonte, la verdad es que no la recuerdo, y eso es algo que no me hace sentir orgulloso, pero ahora al volver a encontrar esas sensaciones al ver por la ventana la carretera, se de dónde vengo y a donde voy, este es mi lugar, siempre en el camino, sin destino escrito.

Con largos paisajes eternos, con kilómetros de cielo, nubes que me provocan la imaginación y me llevan de la mano a cuando era un niño, ahora que lo pienso, creo que de ahí viene todo, a mi memoria traigo las largas horas en el auto de mi padre en el camino, creo que de ahí me viene lo forastero, ahí supongo que tome el gusto por hacer esto, de encontrarme de repente en un carretera yendo a cualquier parte, solo por el gusto de salir de viaje, de sentir viento en el rostro, libertad en mi corazón, llenarse los ojos de cielo y seguir prometiendo amor a la carretera.

  Julio
 
 
 
Comentarios:
 
 
Deja tu comentario:

(requerido)

(requerido)


Síguenos en Twitter
Archivo de contenidos RSS
Únete al grupo en Facebook
 
Últimos contenidos publicados:
 
 
Complices:
 

Últimos twitts: