Parecidos razonables
16 de junio de 2009
 

Cada vez que viajo, me doy cuenta de lo que parecido que somos, jamás en mi vida el concepto de “frontera” lo he entendido, tal vez por ese corazón reaccionario y contestatario que me he hecho todo este tiempo.

Solo basta ver a los ojos, encontrar al ser humano dentro de los distintos acentos o lenguajes, solo basta verlas manos de los demás, la sonrisa, solo basta ver como palabras como amor y respeto significan exactamente lo mismo.

No me refiero a que seamos iguales, tenemos parecidos razonables con cada persona que habita este planeta, con cada hombre y mujer con que nos crucemos, algo que nos dice que no somos tan distintos, a pesar de lo bueno o malo que pueda llegar a ser alguien, a pesar de todo eso, todos tenemos un corazón que late fuerte y constante, unos ojos que se llenan cuando lo permitimos de cielo y un enorme esperanza que a mi me gusta llamarlo fe.

  Julio
 
 
 
Comentarios:
 
 
Deja tu comentario:

(requerido)

(requerido)


Síguenos en Twitter
Archivo de contenidos RSS
Únete al grupo en Facebook
 
Últimos contenidos publicados:
 
 
Complices:
 

Últimos twitts: