Aferrarse a esperanzas
24 de julio de 2009
 

Siempre he defendido la teoría de que la vida son instantes, y vale la pena estar en este mundo, buscando coleccionar esos breves momentos, en donde la felicidad llena el corazón e inquieta las manos, cuando todo en nuestro mundo se detiene y la vida toma un respiro, son instantes, momentos que se aferran a esperanzas.

Nunca he sido bueno dando consejos, como hacerlo cuando ni siquiera a veces puedo conmigo mismo, pero también muy de vez en cuando, logro atinar palabras que no hacen daño y que alimentan esperanzas.

No me gusta preocuparme mucho por un futuro que tal vez ni alcance, solo me gusta vivir, con mis ojos grandes y mi corazón que siente demasiado.

  Julio
 
 
 
Comentarios:
 
 
Deja tu comentario:

(requerido)

(requerido)


Síguenos en Twitter
Archivo de contenidos RSS
Únete al grupo en Facebook
 
Últimos contenidos publicados:
 
 
Complices:
 

Últimos twitts: