A pesar del mundo
16 de septiembre de 2009
 

No era difícil darse cuenta que tenían poco saliendo, aún las miradas cómplices y las manos inquietas, no era difícil saber que la tibieza en las manos tenia poco de haberse descubierto.

Él escondía un poco la mirada, para no delatarse que estaba perdidamente enamorado, Ella lo sabia y por eso traviesa le tomaba la cara y le hablaba de frente, que gran oportunidad de ver a estos dos adolescentes aprendiendo Braile en sus cuerpos.

Él: No me importa lo que piense el mundo… Te amo

Ella: Yo también te amo… también a pesar del mundo

Cuando se alejaban y se perdían entre la gente de aquella calle, fue inevitable traer escombros de amores pasados, de esos que sacaron sonrisas, de esos que nunca sanaron.

  Julio
 
 
 
Comentarios:
 

 
Deja tu comentario:

(requerido)

(requerido)


Síguenos en Twitter
Archivo de contenidos RSS
Únete al grupo en Facebook
 
Últimos contenidos publicados:
 
 
Complices:
 

Últimos twitts: